¿DÓNDE VIVIR?

Cuando uno reúne cierta cantidad de euros en el banco tras ahorrar y se decide a comprar una casa, visita webs como cascanticbcn.com. Uno cree que su casa ideal mental seguirá sin inmutarse después de ver la variedad de ofertas que puede encontrar en la ciudad de Barcelona. Pero no es así. Y surgen las primeras dudas.

La primera duda surge en el número de habitaciones, pero no sólo es importante si quieres hacerte con un loft o con una vivienda con más de 100 metros cuadrados y cuatro habitaciones grandes. También verás que te importan características como la orientación. La luz importa, pero dependiendo del tipo de vida y tiempo que pase en casa puede pasar a ser algo secundario.

El tipo de vivienda, de piso en comunidad a chalé adosado. De un bajo interior a un ático con orientación sudeste. Todos estos factores sumarán o restarán en nuestra búsqueda. Aparte va el factor económico, por supuesto.

Por todo ello es importante hacer un listado con preferencias para así saber qué debe tener nuestra casa ideal, qué características podemos sobrellevar (o reinvertirlas) y cuáles de ellas no pueden formar parte de nuestro proyecto de vida.

¿CÓMO SABER CUÁL ES TU TIPO DE CASA PERFECTO?

Para empezar, una vez eliminado el factor económico, que es el primero que te manda señales sobre qué te puedes permitir y qué no, es momento de conocernos a nosotros mismos a través de nuestra futura casa. Nuestro futuro hogar.

En caso de ser almas solitarias sin mucho tiempo libre, muy probablemente nos decantaremos por una vivienda de no muchos metros cuadrados y, a lo sumo, dos habitaciones. No nos importará si la cocina es abierta y forma un cuarto junto con el salón. Estamos contentos con nuestra situación actual y aunque conviviéramos con la pareja, el espacio seguiría siendo perfecto. Un loft, por ejemplo, suele ser una idea muy cosmopolita y moderna.

En el caso de contar con pareja (o no), pero tener en mente el formar una pareja, nos decantaremos por las viviendas de sesenta metros cuadrados en adelante, con dos baños, tres o cuatro habitaciones y división de cada lugar con muros. Cada persona de la familia tendrá su propio espacio e intimidad y los lugares comunes serán igualmente usados para hacer vida común. Si uno es visionario, también compra este tipo de viviendas para alquilar las demás habitaciones de la casa.

Leave a Reply

Required fields are marked*