LA LIMPIEZA Y SU RELACIÓN CON LAS PERSONAS

Ya desde la prehistoria, los primeros homo sapiens preferían una cueva limpia que despejaban con ayuda de escobas improvisadas con distintas ramas rígidas de origen vegetal.

La limpieza y el orden no es sólo bueno para el feng shui del hogar, sino que además es muy bueno para nuestra propia salud. Entrar en nuestra casa y verla limpia y recogida nos proporciona una sensación de bienestar y confort que ver una casa desordenada y sucia. Así que ya psicológicamente nos afecta positivamente. Además vivir en un ambiente limpio y ordenado nos evitará contraer enfermedades derivados de la propia suciedad o nos ahorrará muchos golpes contra objetos que no están en el sitio que debieran.

Para comprender esta relación, los médicos hasta el S XIX llevaban sus batas siempre manchadas con la sangre de sus pacientes y eso les daba un cierto status social dentro de la profesión, el problema es que se morían muchos pacientes y no se sabía por qué, hasta que Semmelweis propuso en una serie de estudios lavarse las manos y ser lo más higiénicos posibles para evitar la muerte de los pacientes. En ese momento la comunidad médica se le echó encima, pero el tiempo ha acabado dándole la razón. Por eso hoy por hoy los hospitales suelen ser los lugares más limpios del planeta, y contratan siempre a profesionales como http://limpiezasismed.com/ para realizar estas tareas.

Bien es cierto que todo en exceso es malo, ya que los científicos vinculan las alergias que padecemos con la poca exposición que las personas tienen habitualmente a las motas de polvo, al no estar acostumbrados desarrollamos esa resistencia al polvo y los ácaros.

LIMPIEZA EN HOSPITALES.

Pocos lugares hay en el planeta tan limpios como un hospital. Un hospital debe tener siempre un ambiente aséptico libre de microorganismos, ya que al concentrarse aquí un número elevado de personas con múltiples enfermedades hay que tratar de eliminar estas bacterias que los enfermos dejan en los hospitales de forma involuntaria.

Para que la limpieza en hospital sea efectiva debe hacerse siempre en húmedo, ya que una limpieza seca esparce más los microorganismos y el agua utilizada debe llevar desinfectante (que da ese olor tan característico a hospital) y detergente. También es recomendable el uso de esterilizantes para evitar que se desarrollen hongos.

No tenemos que aplicar estas técnicas en nuestra casa, ya que no hay una concentración tan alta de bacterias pero sí que debemos mantenerla siempre limpia y ordenada para ser un poquito más felices.

Leave a Reply

Required fields are marked*