¿Qué tipo de abogados pueden ayudarte según tu caso?

Por naturaleza, el derecho es una de las disciplinas que mayor cantidad de especializaciones ofrece a la hora de contratar sus servicios. Como consecuencia de la amplitud del campo en el que trabaja, es importante que tengas en cuenta que existen una gran cantidad de ramas a partir de las cuales los abogados prestan sus servicios.

Es habitual que cuando tenemos un problema legal nos preguntemos cuál es el tipo de abogado que necesitamos para defendernos de acuerdo a cada caso en particular. Con el objetivo de minimizar estas dudas, a continuación hemos elaborado una pequeña guía que te ayudará a identificar cuáles son las principales disciplinas en este tipo de perfiles laborales.

La funciones de un abogado penalista

Los abogados penalistas son aquellos profesionales que están especializados en el derecho penal. Cuentan con el objetivo principal de asistir y defender a los intereses de un sujeto que ha cometido o a sufrido un delito que se encuentra tipificado dentro del código penal. Por lo tanto, su trabajo se centra principalmente tanto en la fase de instrucción como en el juicio oral.

En el caso de ser la parte perjudicada, debe presentar una querella o una demanda. Al mismo tiempo que personarse como la acusación. No obstante, en el caso de ser la parte infractora, su objetivo es el de defender al cliente en busca de su absolución. En el caso de que no sea posible, debe procurar llegar a una serie de acuerdos que permiten limitar su condena.

¿Qué ocurre con los abogados civiles?

En el caso de los abogados civiles, son aquellos profesionales que están especializados en derecho civil. Es decir, recogen todos aquellos elementos que se encuentran dentro del código civil. Por lo tanto, su labor hace referencia a todas las disputas existentes entre los intereses de particulares.

En la inmensa mayoría de los casos, su trabajo se desarrolla en los juzgados de primera instancia. Así como en la audiencia Provincial. Suele hacer referencia a la reclamación de deudas monetarias. Aunque también en divorcios o incapacitaciones. Así como herencias y largo etcétera.

Los abogados laboralistas

Por su parte, los abogados laboralistas son aquellos que se encuentran especializados en el derecho del trabajo y de la Seguridad Social. Su principal objetivo es el de intervenir en aquellas situaciones en las que surgen conflictos entre los trabajadores y de las administraciones públicas. Además, también cuentan con una gran notoriedad en la relación entre los trabajadores y las empresas privadas.

De manera habitual, es conveniente conocer que el trabajo de este tipo de abogados se centra en la defensa de los intereses de todas aquellas víctimas de accidentes de trabajo. Así como en aquellas situaciones en las que existan impagos.

Abogados mercantilistas

Por último, es importante conocer cuáles son las funciones de los abogados mercantilistas. En este caso, nos encontramos ante el tipo de abogado que está especializado en el derecho mercantil. Es decir, aquel que se encarga de regular todas las relaciones que se producen entre las empresas. En este caso, nos encontramos con un tipo de profesional que no se dedica única y exclusivamente al ámbito judicial. Sino que tiene una fuerte presencia en los Juzgados de lo Mercantil. Y, en última instancia, en los Juzgados de Primera Instancia.

Además, conviene saber que son los responsables de representar a las empresas y trabajadores y los procesos que se encuentran en Concurso de Acreedores y de Expedientes de Regulación de Empleo. En ambos casos, cuentan con un importante impacto en el mercado laboral actual.